top of page

Oportunidad Inexplorada: Turismo Cannábico en Puerto Rico y la Necesidad de Colaboración Estratégica


El cannabis, que alguna vez fue un tema tabú, ahora está ganando rápidamente aceptación y reconocimiento por su potencial medicinal y recreativo. En Puerto Rico, existe una oportunidad económica sin explotar en la forma de turismo médico de cannabis. Sin embargo, a pesar de tener el potencial para complementar el impulsar la economía, la falta de colaboración entre las agencias concernientes, junto con la falta de conocimiento entre los turistas sobre las regulaciones que rodean al cannabis medicinal, está obstaculizando la realización de este potencial.

Si bien el Reglamento 9038 destaca la viabilidad del turismo médico en Puerto Rico, no se acciona una relación simbiótica entre el cannabis medicinal y el turismo. El Departamento de Salud, responsable de supervisar las regulaciones del cannabis medicinal, y el Departamento de Turismo, responsable de atraer visitantes, no han colaborado de manera efectiva para resaltar los atributos únicos del turismo de cannabis medicinal. Este descuido ha llevado a que los turistas potenciales desconozcan el marco regulatorio y los procedimientos para obtener una tarjeta de cannabis medicinal antes de llegar a la isla. En consecuencia, es posible que los turistas no comprendan completamente sus derechos y limitaciones, lo que los disuade de explorar esta forma alternativa de turismo.

El turismo de cannabis ha demostrado ser un impulso económico en varias regiones del mundo, incluidas partes de Europa y Estados Unidos. Así como algunas personas viajan a las regiones productoras de vino para saborear vinos exquisitos, un número creciente de turistas buscan destinos donde puedan experimentar la cultura del cannabis de manera legal y responsable. Puerto Rico, con su clima favorable y rica historia, está bien posicionado para capitalizar esta tendencia. Sin embargo, el enfoque actual carece de la integración necesaria para hacer del turismo de cannabis medicinal una fuente de ingresos importante y viable para la Isla.


Una inconsistencia que arde radica en la limitación de la venta de flor de cannabis al turista, la forma de consumo más buscada de la planta por los pacientes que visitan Puerto Rico. Al no permitir la venta de flor, Puerto Rico está perdiendo una importante fuente de ingresos, además de perder la oportunidad de reducir la saturación de flor que hay en el mercado.


Para rectificar esta oportunidad perdida, el Departamento de Turismo, en colaboración con el Departamento de Salud y su Junta Reglamentadora del Cannabis Medicinal, deberían considerar lanzar una campaña bien estructurada destinada a promover el turismo de cannabis medicinal. Esta campaña debe centrarse en educar a los potenciales turistas sobre las regulaciones que rodean al cannabis medicinal, cómo obtener una tarjeta de cannabis medicinal y las diversas alternativas disponibles para ellos. Así mismo se podría enfatizar el consumo responsable, las pautas legales y los beneficios potenciales del cannabis medicinal para diversas afecciones. Además, la campaña podría destacar historias de éxito y testimonios de pacientes de cannabis medicinal que han experimentado alivio durante sus visitas a Puerto Rico.

Los beneficios económicos potenciales del turismo de cannabis para Puerto Rico son demasiado importantes para ignorarlos. Sin embargo, sin una colaboración estratégica entre el Departamento de Salud y el Departamento de Turismo, y sin una campaña bien ejecutada, destinada a educar y atraer a los turistas de cannabis medicinal, esta oportunidad sigue sin realizarse. Al rectificar estas brechas, Puerto Rico no solo puede impulsar su economía, sino también contribuir a la creciente aceptación y reconocimiento del cannabis medicinal como una forma legítima de tratamiento médico y atracción turística.


Lcdo. Gabriel Sifre

Consultor

@UnaMoñaSinPelo

11 views0 comments

Comments


bottom of page