top of page

Cannabis y Banca: Un Matrimonio Verde con Beneficios Dorados by Mr. Sens


La industria del cannabis ha florecido en los últimos años, a medida que más países y estados legalizan su uso tanto medicinal como recreativo. Sin embargo, a pesar del crecimiento exponencial de esta industria, una pieza central del puzzle empresarial sigue siendo esquiva: la inclusión de la banca. Es hora de replantear esta relación.


Primero, es importante entender que la industria del cannabis no es un mercado marginal. Según Grand View Research, se espera que el mercado mundial de cannabis alcance los $73.6 mil millones de dólares para 2027, con un crecimiento anual compuesto del 18.1%. Nos encontramos ante una industria pujante que necesita un sistema financiero robusto y seguro para apoyar su expansión.

Aceptando la industria del cannabis, la banca tendría acceso a una nueva y lucrativa fuente de ingresos. Los depósitos aumentarían, lo que permitiría a los bancos prestar más dinero y en última instancia, aumentar su rentabilidad. Además, también tendrían la oportunidad de cobrar tarifas por los servicios especializados necesarios para las empresas de cannabis, como la gestión de efectivo y los servicios de cumplimiento normativo.


La inclusión bancaria de la industria del cannabis también beneficiaría a la economía en su conjunto. Con la entrada de estos fondos al sistema bancario, se obtendría una mayor transparencia financiera, se reduciría el crimen relacionado con el efectivo y se generarían impuestos a partir de estas transacciones legales.


También existe un argumento ético. Al mantener la industria del cannabis a distancia, los bancos están potencialmente dejando a las empresas en manos de prestamistas menos escrupulosos, con tasas de interés exorbitantes y prácticas poco éticas. Este empoderamiento financiero proporcionaría a las empresas de cannabis el mismo acceso a servicios bancarios seguros y regulados que cualquier otra industria.

Por último, está el beneficio social. Al aceptar y normalizar la industria del cannabis, la banca puede jugar un papel clave en la eliminación del estigma asociado al cannabis. Esto podría ayudar a promover su uso como una medicina válida y efectiva, liberando su potencial para mejorar la calidad de vida de millones de personas.


En conclusión, es momento de que la banca acoja a la industria del cannabis con los brazos abiertos. Los beneficios son claros y múltiples: nuevas fuentes de ingresos para la banca, mayor transparencia financiera, menos crimen, un impulso a la economía, un trato ético a las empresas de cannabis y un paso hacia la aceptación social del cannabis. En este matrimonio verde, todos salen ganando.




Sígueme para más escritos, contenido, fotografía y educación.



Mr. Sens

@mrsenspr





28 views0 comments
bottom of page