top of page

LLEGÓ EL VERANO... Y EL CUERPO LO SABE


¡Llegó el verano! Época de calor y cambios en el modo de vestir. Hay personas que disfrutan esta época luciendo su bikini favorito. Otras pueden sentir miedo de ponerse ropa ligera o mostrar más su cuerpo en la playa… y en la cama.


Lo que piensas sobre tu apariencia física tiene un impacto en tu vida. Esto incluye tu bienestar emocional, tu autoestima y tus relaciones interpersonales. Existe una relación importante entre la imagen corporal y la sexualidad. Esta relación da forma a nuestra autopercepción como seres sexuales e influye en nuestras experiencias de pareja.


Los medios de comunicación a menudo reflejan estándares de belleza poco realistas llevando a las personas a sentir que deben moldearse a una apariencia idealizada. Estos estándares pueden dar forma a las percepciones de lo que se considera un cuerpo atractivo llevando a las comparaciones y a la autocrítica.


Cuando se trata del deseo sexual, una imagen corporal positiva puede animarte a abrazar tu sensualidad y participar en experiencias íntimas con entusiasmo. Puede contribuir a una sensación más saludable de deseo y satisfacción sexual.


Una imagen corporal negativa puede presentar desafíos a la intimidad. Puede provocar sentimientos de inseguridad y vergüenza dificultando tu capacidad de disfrutar plenamente la actividad sexual. Es posible que evites ciertas actividades o posiciones sexuales debido a la incomodidad con tu apariencia. Puede llegar el punto en que se evite la relación sexual por completo, afectando no solo tu bienestar personal sino también la salud de tu relación.

A continuación, algunas maneras de fomentar una imagen corporal positiva:


1. No comparar: Recuerda que cada persona es única y tiene su propia belleza. No te compares ni compares a tu pareja con estándares de belleza irreales.


2. Comunicar: La comunicación abierta y honesta es fundamental. Asegúrate de elogiar a tu pareja y destacar sus cualidades. Juntos pueden trabajar en construir una imagen corporal positiva.


3. Educación: Aprender sobre la diversidad de los cuerpos, normalizar los cambios naturales y reconocer que la belleza se presenta en diversas formas puede ayudar a cambiar la autopercepción sobre el cuerpo.


4. Apoyo profesional: Si estás luchando con una autoimagen corporal negativa busca la orientación de un sexólogo o terapeuta que pueda proporcionarte herramientas para replantear tus percepciones y desarrollar una autoestima positiva.


Recuerda que la belleza va más allá de la apariencia física. Abraza tu singularidad y celebra tu cuerpo tal como es. Todos tienen derecho al bienestar emocional y sexual, independientemente de su tamaño, forma, cicatrices, arrugas.… y eso te incluye a ti.






SHENI MARTÍNEZ

Sexologa

@shenimartinezpr

5 views0 comments

Comments


bottom of page